La realidad siempre gana

La realidad siempre gana

Nuestra vida es perseverancia y esfuerzo, pero también suerte y oportunidades desaprovechadas.

El otro día leí a un emprendedor de éxito quejándose porque hace años una tecnológica no le hizo oferta tras una mala entrevista.

Su CV contaba sus logros en el área, pero la empresa prefirió privilegiar el desempeño «en vivo» frente a los logros de su CV para tomar la decisión.

Ser bueno en general no siempre se traduce en ser bueno «en el momento». Lo último es una «foto» que puede pillarte con mala cara o en mala pose. Siempre serás la misma persona, con tus logros y tus capacidades, pero los días malos existen. En las fotos y en las entrevistas.

La culpa no es de la tecnológica. Ellos definen su proceso (con más o menos acierto), y tienen el derecho a decidir. Hace años, una persona a la que le ha ido muy bien en la vida me dijo «Asume las decisiones de otros, porque quienes las toman tienen el poder para hacerlo«.

Nuestra vida es perseverancia y esfuerzo, pero también suerte y oportunidades desaprovechadas.

Como dice Taleb en ‘Fooled by Randomness’ (#librazo), «La probabilidad no es un mero cálculo de resultados posibles en el juego de dados; es aceptar la falta de certeza

La vida no es justa. Es aleatoria. Podemos asumirlo o pelear contra la realidad. Pero recuerda: la realidad siempre gana.

Compártelo

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Dos verdades

Dos verdades

Desarrollar con miras de largo plazo un vínculo de confianza a través del cual fluyan las oportunidades.

Mi padre

Mi padre

Su ejemplo me hace querer estar a su altura y generar ese impacto en las personas con las que trabajo.