Levanta el freno

Levanta el freno

Los esfuerzos a medias son una pérdida de tiempo. Si quieres algo, encuentra la manera de darle el foco que se merece.

Cuando pilotas un coche de carreras, la intención es hacer todo al 100%, ya sea acelerar o frenar. Uno trata de minimizar los momentos de “medias tintas” encima de los pedales.

Sin embargo, cuando perseguimos nuestros objetivos profesionales tendemos a conducir con un pie en el acelerador y el otro en el freno, “por si acaso”.

Cuando uno hace eso en un coche, pueden pasar dos cosas:

1) Llegas a tu destino, pero tan despacio que cuando llegas ya no importa; o bien,

2) Ni siquiera llegas. Tus frenos no aguantan mucho tiempo y acaban rompiéndose, lo que te obliga a parar para arreglarlos.

Para conseguir algo (tu promoción, una vida equilibrada, ese cambio de trabajo) hay que quererlo INTENSAMENTE.

Los esfuerzos a medias son una pérdida de tiempo. Si quieres algo, encuentra la manera de darle el foco que se merece. Las cosas no pasan solas.

Yo, cuando caigo en la trampa y piso los dos pedales a la vez, me refresco la memoria con el gran Tim Ferriss:

“El 99% de las personas están convencidas de que son incapaces de lograr grandes cosas, así que deciden perseguir objetivos mediocres. En consecuencia, la competencia acaba siendo más feroz para los objetivos “realistas”, lo que paradójicamente los convierte en los más difíciles. Es más fácil levantar €1m que €100k.”

Compártelo

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Dos verdades

Dos verdades

Desarrollar con miras de largo plazo un vínculo de confianza a través del cual fluyan las oportunidades.

Mi padre

Mi padre

Su ejemplo me hace querer estar a su altura y generar ese impacto en las personas con las que trabajo.